14 agosto, 2005

Amor cibernauta


Se conocieron por la red. Él era tartamudo y tenía un rostro brutal de neanderthal: cabeza enorme, frente abultada, ojos separados, redondos y rojos, dientes de conejo que sobresalían de una boca enorme y abierta, cuerpo endeble y barriga prominente. Ella estaba inválida del cuello hasta los pies y dictaba los mensajes al computador con una voz hermosa, pausada y clara que no parecía tener nada que ver con ella; tenía el cuerpo de una muñeca maltratada. Fue un amor a primer intercambio de mensajes: hablaron de la armonía del universo y de los sufrimientos terrestres, de la necesidad del imperio de la belleza y de los abyectos afanes de los mercaderes de la guerra, de la abrumadora generosidad del espíritu humano que contradice la miseria de unos pocos. Leían incrédulos las réplicas donde encontraban una mirada equivalente del mundo, no igual, similar, aunque enriquecida por historias y percepcio¬nes diferentes. Durante meses evitaron hablar de sí mismos, menos aún de la posibilidad de encontrarse en un sitio real y no virtual. Un día él le envió la foto digitalizada de un galán. Ella le retribuyó con la imagen de una bailarina. Él le escribió encendidos versos de amor que ella leyó embelesada. Ella le envió canciones con su propia voz, él lloró de emoción al escuchar esa música maravillosa. Él le narraba con gracia los pormenores de su agitada vida social, burlándose agudamente de los mediocres. Ella le enviaba descripciones de sus giras por el mundo con compañías famosas. Ninguno de los dos jamás propuso encontrarse en el mundo real. Y fue un amor de sueños, de mensajes, de versos, de canciones. Fue un amor verdadero, no virtual, como los que suelen acontecernos en ese lugar que llamamos realidad.

(*) Este microcuento forma parte del libro ANGELES Y VERDUGOS , publicado en 2002 por el autor, bajo el sello de la editorial Mosquito.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. A mis manos llegó una revista desde la Argentina que hablaba sobre el cuento breve en América Latina y ahí lo encontré, ahora me lo topo en el ciberespacio. Me dedico al cuento breve y bueno tengo que ser sincero este cuento me resultó hermoso.

Un saludo desde México.
Alberto Enríquez

Patricia Pendola dijo...

Ayer fui con mis alumnos a tu charla, la que disfrutamos mucho. Te comenté que había escrito hace años un comentario a tu cuento Amor Cibernauta, que es el que leí a mis alumnos para motivarlos a asistir. Pues bien, al parecer en los años en que escribí el comentario, yo no entendía muy bien el funcionamiento de los blog, así que dejé mi post en el texto La Vida es Sueño, del 19 de agosto del 2005.
No sé qué estaría pensando en ese momento, que no expresé mi admiración por tu cuento, sino que me referí a otros escritores. Pero ahora quiero precisar que ese cuento tuyo ha sido tan poderoso en mi memoria que por eso fui con mis alumnos a ver tu charla; que no dejo de preguntarme eso que aparece sugerido en el cuento, finalmente ¿qué es el amor?

Muchas gracias
Patricia Péndola

muñoz valenzuela dijo...

Gracias Patricia por tus palabras, por llevar a tus alumnos al taller. Fue un placer conocerte. Espero que sigamos en contacto, al menos por este blog. Me alegra que hayan disfrutado el taller. Yo dije que lo pasé muy bien. Un abrazo

Diego

felei dijo...

encontre este cuento en un libro de clases (1ero medio)... chileno.. en su momento no lo lei.. ahora despues de 9 años lo leo.. y me encanto.. cariños!!!

muñoz valenzuela dijo...

Gracias por tus palabras Felei, esa es la magia de la literatura, esta allí y cuando la lees revive, aunque haya pasado mucho tiempo. Mi saludo

Diego

Francisco Gómez dijo...

La profesora de lenguaje nos hizo trabajar en una guía de comprensión lectora una vez con este cuento, soy chileno, 2° medio... y realmente lo digo, felicidades maestro por crear algo así... Saludos desde Chile

muñoz valenzuela dijo...

Gracias Francisco, me encanta saber que gente joven como tú disfrute de la lectura. Y que sea un texto propio, me halaga y me estimula.
saludos
Diego

Silvana Acevedo Gutiérrez dijo...

Me gustó mucho, creo que te seguiré leyendo
saludos desde Talca :)

 
hits Blogalaxia Top Blogs Chile